Primer equipo

1–0. Derrota desde los once metros contra el Celta B

25 noviembre, 2019

Compartir en

El Ibiza ha perdido en su visita a Vigo. En un partido con alternancias y donde los dos equipos han gozado de ocasiones para llevarse el gato el agua, ha sido el filial del Celta quien se apunta el premio de la victoria. Los locales hicieron el único gol del partido de penalti (Solís, en el minuto 37) y volvieron a sumar tres puntos dos meses después de su último triunfo. Los ibicencos, por el contrario, frenan una racha positiva de dos victorias consecutivas.

El Celta B avisó de sus intenciones a las primeras de cambio. Habían corrido tres minutos solamente en el cronómetro cuando Gabri conectó un chut que se fue por encima del larguero. El Ibiza intentó recomponerse aplicando su fórmula preferida para dominar al rival, sin conseguirlo plenamente. Jugadas trenzadas desde el centro del campo que, en los primeros compases, se escoraron a la banda derecha para asediar el área celtista. Antes de que se cumplieran diez minutos Fran Grima convirtió un balón rechazado en un tiro desde la frontal que tenía muy buena intención pero se marchó alto. En los minutos siguientes, el ataque ibicenco basculó al costado contrario, donde Javi Lara se asociaba con Morillas. Adelantarse pasaba por abrir la lata viguesa. El filial celtista, sin embargo, no bajó los brazos. Los celestes (hoy el Ibiza jugó de negro) estuvieron muy atentos para robar pelotas en la medular, evitando que los pitiusos hallaran la ansiada fluidez. En una de esas acciones tuvo que aparecer Rubén González, lanzándose al césped de Barreiro, para evitar un disparo de Manolito Apeh, solo ante Germán. Al crecimiento de los locales respondió Rodado con un tiro que salió de su zurda y acabó en córner. Poco después, Grima buscó al ‘9’ con un centro que Bermejo pudo cortar con la mano y cometer penalti.

Los vigueses, espoleados por su público, no se achantaban. A la media hora Gabri entró con autoridad por la banda derecha mientras Apeh arrastraba a Quintanilla hacia la portería: el movimiento del nigeriano en el área lo aprovechó el extremo para colocarla en el hueco. Por allí se dejó caer Losada dispuesto a rematar el asunto. Miguel Núñez le robó la cartera cuando el celtista tenía la pierna cargada. El capitán ibicenco fue al suelo para rebañar la pelota y darle oxígeno a su equipo. Tras unos minutos de tanteo llegó un encadenado de jugadas que desequilibraron la primera mitad a favor del Celta B. Un tiro de Gabri salió demasiado elevado. Fue el pistoletazo de salida a unos minutos locos que acabaron con el penalti que significó el 1-0. Antes, Javi Lara creó confusión en el área celtista con un centro desde la banda izquierda donde se pudo cometer pena máxima sobre Rodado. En la siguiente jugada los vigueses pidieron lo propio tras un duelo entre Quintanilla y Manolito Apeh. El árbitro lo concedió y Solís lo marcó a la manera de Panenka.

Buscando el empate

Al primer acto le quedaba un sorbo y Javi Lara trató de aprovecharlo para reponer las tablas en el marcador. A la media vuelta, el cordobés obligó a Vieites a lanzarse al suelo para detener su disparo raso que buscaba el palo corto. En la siguiente acción Sibo combinó con Caballé, que entró veloz en el área del Celta para ponerle un pase medido a Raí. El brasileño no pudo rematar en boca de gol por la presión de un defensor vigués. El delantero carioca volvió a ser el primero en intentarlo tras la reanudación. Su disparo en el minuto 57 lo atrapó Vieites sin problemas. Alfaro, que tras el gol celtista sustituyó a Quintanilla por Mariano, cambió una nueva pieza en el puzzle sacando a Cirio por Raí. El Ibiza quería más mordiente en ataque, pero primero golpeó un Celta B que se mostró muy atrevido durante todo el partido. Losada ensayó el gol de la jornada con un disparo con efecto desde el perfil derecho que se perdió alejándose del marco insular. Con una ocasión más clara respondió el Ibiza. El cuerpo de Vieites escupió un remate de killer que tenía la firma de Ángel Rodado. El centro fue de Grima, muy activo en ataque.

El tramo final fue un descenso a tumba abierta del Ibiza. Los visitantes perseguían un gol que se escabullía. El bloque local, en cambio, lo fiaba todo a defenderse y cazar alguna contra que definiese el toma y daca. En uno de esos balanceos Solís enchufó un trallazo que Mariano desvió a córner. Poco más tarde ingresó Kike López. Quedaban diez minutos y mucha tela por cortar. El salmantino suplió a Grima y se colocó en la posición de Caballé, que pasó a ocupar el carril del ‘2’. Con uno de sus futbolistas más guerreros sobre el césped, el Ibiza no estaba dispuesto a rendirse. Después de una oportunidad clarísima del Celta B (un chut a bocajarro de Molina que chocó con el cuerpo de un compañero prácticamente en la línea de gol), los hombres de negro armaron un contragolpe donde pudo estar el empate. Rodado se la puso en profundidad a Cirio. El sprint con el balón del delantero de Badalona le dejó ante la portería celtista. Los aficionados ibicencos que veían el partido desde sus casas a través de IB3 (y los vigueses que seguían el encuentro en vivo) contuvieron la respiración. Vieites sacó un pie milagroso y frustró el empate. Tampoco llegó la igualada unos minutos más tarde. Los celtistas, metidos en su área, taponaron un último intento del Ibiza. Núñez chutó dentro del área y el balón quedó enmarañado en una jungla de camisetas celestes. Con el pitido final, los ibicencos comenzaron a pensar en redimirse del mal trago el próximo domingo cuando el Melilla visite Can Misses.

FICHA TÉCNICA

Celta de Vigo B: Vieites; Carreira, Farrando, Pampín, Molina; Solís, Fontán; Sergio Bermejo (Jacobo, 81’), Losada, Gabri (Losada, 69’); y Apeh (Lautaro, 51’). No utilizados: Brais (p.s.), Ros, Dani Vega y Mangana.

UD Ibiza: Germán; Fran Grima (Kike López, 80’), Quintanilla (Mariano, 37’), Rubén, Morillas; Núñez, Sibo, Javi Lara; Caballé, Rodado y Raí (Cirio, 62’). No utilizados: Lucas (p.s.), Arranz, F. Carbia V. y Javi Pérez.

Goles: 1-0, Solís (37’)

Árbitros: Leandro Manuel Carbajales Gómez. Asistido en bandas por Javier Estrada Rodríguez y Nicolás Marineros Noval. Todos del Colegio Asturiano.

Tarjetas: Amarillas para el local Gabri Veiga (42’) y los visitantes Morillas (19’), Rodado (85’) y Caballé (86’),

Estadio: Municial de Barreiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *