Primer equipo

2-0. La pegada del Ibiza doma el empuje del Coruxo

9 febrero, 2020

Compartir en

Pablo Alfaro avisó en la previa de las dificultades que presentaría el Coruxo en Can Misses. Cuando volvió a la sala de prensa del estadio celeste para analizar la victoria que acababan de conseguir sus futbolistas contra el equipo gallego, el míster del Ibiza volvió a ser claro y explicó que antes del partido le había dicho a la plantilla que “era necesario respetar al rival” para poder ganarse luego “su respeto”. Que estábamos ante un encuentro de altos de vuelos, de los mejores que se pueden ver en el grupo I de Segunda B, había quedado más que claro al cuarto de hora de juego. Quince minutos le bastaron al Coruxo para confirmar que había viajado a Ibiza con la ambición de prolongar su condición de invicto practicando un buen fútbol.

Míchel Alonso, que llevaba siete jornadas sin perder a los mandos del equipo vigués, ordenó una presión altísima que ponía en dificultades al Ibiza para sacar la pelota con limpieza. Sin embargo, los celestes, cada vez que superaban las líneas verdes, causaban inquietud en el área visitante. Al primer minuto de juego Javi Pérez ya había cabeceado un buen centro de Javi Lara y diez minutos después otra combinación aérea entre los tocayos dejó a Rodado en disposición para batir con la testa a Alberto, el portero del Coruxo. El remate del ‘9’, muy bombeado, superó al arquero en un primer momento. Alberto corrió hacia su portería para evitar con una gran estirada el gol que el estadio ibicenco estaba listo para cantar.

Tuvo que esperar un poco el Ibiza para abrir la lata. Rodado y Javi Pérez volvieron a ejercer de cerrajeros, esta vez con los papeles cambiados. El ariete mallorquín peleó para quedarse un centro que había colgado desde la izquierda Pierre Cornud. Aunque podía definir, Rodado prefirió dársela a su compañero: totalmente solo, Javi Pérez no tuvo problema para mandarla a la red. El tanto celeste dejó grogui al equipo de Míchel Alonso. Un pestañeo separó un tiro con rosca de Borja Martínez que estuvo a punto de enmarcar en la portería del Coruxo de un balón que despejó Alberto con el pie tras una cesión, tocó en el cuerpo de Rodado, siempre atento en la presión, y poco faltó para que acabara traspasando la línea de gol.

Las ocasiones tan claras del Ibiza no hicieron claudicar al Coruxo. Los vigueses volvieron tras el descanso con ánimos renovados, trenzando jugadas que demostraban que el Coruxo es un equipo al que le gusta proponer cuando tiene el balón en su poder. El problema para los visitantes eran los cortocircuitos que se producían en su juego cuando traspasaba la zona de tres cuartos. El primer tiro a puerta del Coruxo, de hecho, no llegó hasta el minuto 67 y se produjo a balón parado. Unos centímetros impidieron a Antón de Vicente convertirse en el autor del gol de la jornada. El lanzamiento del capitán verde hizo astillas la cruceta izquierda de la portería que protegía Lucas Anacker. El portero del Ibiza no tendría que intervenir hasta el último tramo del encuentro, cuando con dos buenas paradas evitó que el Coruxo recortara distancias en el marcador de un partido que el Ibiza había puesto cuesta abajo gracias al decimotercer gol liguero que celebra Ángel Rodado.

No había marcado aún el pichichi celeste en la segunda vuelta del campeonato, pero hoy consiguió llevarse el gato al agua fabricando una diana que evidencia su carácter goleador nato. Kike López subió la banda derecha, puso un balón raso que llegó hasta sus botas después de que Raí arrastrara a otro defensa, controló y se fue de su marca con una gran media vuelta, y batió por bajo a Alberto. Rodado dio tranquilidad a un Ibiza que había estado muy cerca de ampliar su renta dos minutos antes en un córner donde Borja –que se estrelló contra el pelo– y Javi Pérez –que se encontró con el arquero de los gallegos– estuvieron muy cerca de rematar una victoria que, gracias al tanto del palmesano, volvió a quedarse en casa. Ya son diez los partidos que el Ibiza ha teñido de celeste en Can Misses; casi ninguno, sin embargo, tan disputados como el de hoy, donde vencieron y convencieron para ganarse el respeto del Coruxo, quizás el adversario más feroz que ha visitado la isla.

Ficha técnica.

Ibiza: Lucas; Kike López, Quintanilla (Arranz, 75’), Rubén (Mariano, 62’), Pierre Cornud; Núñez, Javi Pérez, Javi Lara (Sergio Cirio, 62’); Raí, Rodado y Borja Martínez. No utilizados: Germán (p.s.), Grima, Diego y Machuca.

Coruxo: Alberto; Antón, Lucas, Jacobo Trigo, Manu; Borja Yebra, Mateo, Álex Ares (Antón Escobar, 72’); Silva (Barril, 56’), Al Watani (Sylla, 81’) y Añón. No utilizados: Jonathan Vila (p.s.) y Pablo Brea.

Goles: 1-0, Javi Pérez (24’) y 2-0, Rodado (74’).

Árbitro: Sergio Pérez Muley (Colegio Madrileño), asistido en las bandas por Jabir Bouri Aittoubazine y Alberto González Oliva. Amonestaron a los locales Núñez (3’), Quintanilla (31’), Raí (38’), Mariano (65’) y a los visitantes Mateo (44’) y Borja Yebra (77’).

Estadio de Can Misses. 2.891 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *