Club

Amadeo Salvo: “Como cualquier empresa, a los clubes nos toca invertir en seguridad e higiene sanitaria para proteger a nuestros trabajadores”

9 mayo, 2020

Compartir en

Amadeo Salvo ha charlado esta mañana durante cuarenta y cinco minutos con lo medios de comunicación que cubren la actualidad del Ibiza. El presidente celeste ha valorado positivamente las decisiones que han tomado durante esta semana los órganos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para terminar la temporada de Segunda División B. “Dentro de la situación en la que nos encontramos [jugar un play off exprés en una sede fija] es la solución más lógica”, ha explicado Salvo, que considera positivo que los ascensos a Liga de Fútbol Profesional se decidan en el terreno de juego, tal y como marca el reglamento.

El presidente del Ibiza ha subrayado la importancia de proteger la salud de los trabajadores del fútbol, un sector económico que deberá ir recuperando su actividad mientras los efectos del virus siguen menguando en España. “La autorización para jugar tiene que llegar del Gobierno y todo dependerá de cómo evolucione la pandemia. La RFEF regula la competición y nos ayuda a elaborar los protocolos, pero no depende de ella que se dispute el play off. La Covid-19 está ahí y seguirá con nosotros durante meses y meses. Tenemos que acostumbrarnos. Yo confío en que se va a jugar siempre que nuestro país siga el camino que ha recorrido hasta ahora y continúen registrándose más altas hospitalarias que nuevos contagios y las unidades de cuidados intensivos vayan vaciándose. Ahora, a los clubes nos toca invertir en seguridad e higiene sanitaria para proteger a nuestros trabajadores, igual que están haciendo el resto de empresas de nuestro país”.

La plantilla que entrena Pablo Alfaro volverá a entrenarse en Can Misses la próxima semana. Serán sesiones individuales para evitar que los futbolistas se crucen en el césped o en las áreas de trabajo del cuerpo técnico y la plantilla, que estarán cerradas. Los entrenamientos se desarrollarán siguiendo el protocolo que ha elaborado el Ibiza basándose en las indicaciones que marca el Consejo Superior de Deportes (CSD). Estas medidas de prevención se publicaron en el Boletín Oficial del Estado el pasado 6 de mayo. Amadeo Salvo ha explicado a los periodistas que durante los últimos días se han realizado más de cuarenta test serológicos (todos con resultado negativo) a los trabajadores de la entidad celeste. Hasta que las autoridades sanitarias permitan pequeñas sesiones grupales –con media docena de futbolistas como máximo– el celo será máximo. Se seguirán realizando pruebas de detección de forma periódica; se tomará la temperatura de todas las personas que entren en el estadio municipal; las camillas donde trabajarán los fisioterapeutas estarán separadas por diez metros de distancia, y los balones y el resto de material de entrenamiento serán utilizados de forma individual por cada jugador para minimizar el riesgo de contagios. El vestuario y la lavandería estarán cerrados y los integrantes de la plantilla llegarán al entrenamiento cambiados de casa. Todas las zonas de trabajo serán desinfectadas diariamente de forma exhaustiva. Además, los integrantes de la plantilla celeste pasarán por la Policlínica del Rosario para realizarse una analítica que evaluará su estado de salud después de los dos meses trabajando en casa debido a la cuarentena. Estas han sido algunas de las medidas que ha aplicado el club ibicenco y que Salvo ha relatado a los medios de comunicación, para demostrar el celo con el que el Ibiza ha trabajado para ir recuperando la normalidad en el trabajo diario durante la fase de desescalada. Durante las próximas semanas, los servicios médicos del Ibiza estarán en permanente contacto con el CSD para recibir nuevas instrucciones y comunicar cualquier posible incidencia.

“Los dieciséis equipos que jugaremos el play off pueden asumir el coste de estas medidas de prevención sanitaria. Ningún preparador físico había vivido una situación como esta. La planificación ahora será muy importante porque nos toca trabajar durante dos meses y medio hasta que llegue el primer partido. En una época, además, donde los jugadores estaban acostumbrados a tener vacaciones. La preparación va a ser extraña, pero nos esforzaremos en cuidar al futbolista. No poder realizar tu trabajo durante tanto tiempo les ha causado estrés e incertidumbre”, ha dicho el presidente del Ibiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *