Primer equipo

Conoce a nuestro próximo rival: UP Langreo

3 enero, 2020

Compartir en

El nombre de la Unión Popular de Langreo no es caprichoso. El club se fundó en 1961 reuniendo las fuerzas de los dos equipos principales de este concejo asturiano: el Racing Club de Sama, un habitual de Tercera División, y el Círculo Popular de la Felguera, una entidad que había llegado a competir en Segunda durante casi toda la década de los años cincuenta. El resultado de la fusión fue bueno para los amantes del fútbol langreano. La industria siderúrgica y la minería eran los principales motores económicos de un concejo donde llegaron a vivir 66 mil personas. Muchos de estos vecinos acudían al Estadio Ganzábal para ver los partidos de un Langreo que subió a Segunda en 1962 y 1970 y acumuló ocho temporadas en el fútbol de plata español, con una décima plaza (en 1967) como mejor clasificación.

En la actualidad, aunque la reconversión industrial menguó la población de Langreo hasta dejarla en casi la mitad de la que tuvo y la Unión Popular no haya conseguido reeditar sus años más gloriosos, el fútbol sigue latiendo con fuerza en el corazón de Asturias. Hay un compromiso visible para cuidar del legado histórico del club. Tamos xuntos nesto (estamos juntos en esto, en asturiano) es el eslogan de un club que volvió a Segunda B en 2018 después de pasar varias temporadas intentando dar el salto desde Tercera.

El fútbol de bronce es un territorio que conocen bien los langreanos. Su camiseta azul y roja se ha paseado por la categoría en diferentes momentos de las últimas cuatro décadas. La actual es la decimoctava campaña del club en Segunda B y, tras un inicio irregular, el Langreo ha conseguido sacar la cabeza de la zona baja de la clasificación y pelear de tú a tú con cualquier rival del grupo I.

El domingo, el Langreo pondrá a prueba las fortalezas del Ibiza en un partido que será especial para su entrenador. En el banquillo asturiano se sienta Dani Mori, un técnico nacido en Cangas de Onís que ha vuelto a su tierra natal después de entrenar en el fútbol balear durante muchos años. Mori pasó por Menorca y Mallorca, pero fue en Ibiza, a los mandos de la Peña Deportiva, donde tal vez dejó mejor recuerdo. En la temporada 2007/2008 consiguió el ascenso a Segunda B con los peñistas y diez años después, en su segunda etapa en Santa Eulària, dirigió al equipo en el fútbol de bronce. Su objetivo es consolidar al Langreo en una división donde el curso pasado consiguió la permanencia tras acabar a media tabla con Hernán Pérez Cuesta a los mandos de la nave.

Para ello, el Langreo ha confeccionado una plantilla bastante renovada que, aunque mantiene varias piezas importantes del año anterior y sigue apostando por el futbolista asturiano, se nutre en mayor medida con jugadores de otras procedencias. De momento, los langreanos se destacan por encajar muy pocos goles (19 en 18 jornadas) y por tener a un delantero en estado de gracia: David Álvarez, con ocho dianas, ha metido más de la mitad de las quince que suma su equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *