Conoce a nuestro rival: Albacete Balompié

10/01/2020

Primer equipo

El Albacete Balompié es un club que enciende la nostalgia entre los que se aficionaron al fútbol a principios de los años noventa. El Alba se convirtió en el primer equipo castellanomanchego en alcanzar la Primera División. Casi tres décadas después de su estreno, sigue siendo el único conjunto de su comunidad autónoma en haber jugado en lo más alto: siete temporadas divididas en dos períodos diferentes.

Debutó en la 1991/1992 al lograr dos ascensos consecutivos, proclamándose campeón de grupo en Segunda B en 1990 y subiendo a la élite después de levantar el título en Segunda A un año después –una hazaña conseguida solamente por ocho equipos más a lo largo de la historia. Con Benito Floro en el banquillo, el Albacete acabó en séptima plaza aquella campaña (la mejor protagonizada por un debutante en Primera), a un punto de unas posiciones europeas que ocupó durante varias jornadas gracias a la gran racha de resultados que cosechó en el tramo central de aquella liga en la que fue el equipo revelación. Durante aquellos años mágicos, al Alba se le conocía como el Queso Mecánico. José Luis Zalazar, un centrocampista uruguayo con un talento especial para golpear la pelota, era el faro de un equipo en el que destacaban nombres como el portero costarricense Conejo, el carrilero catalán Delfí Geli, los albaceteños Catali o Coco y, más adelante, canteranos como Santi Denia o Fernando Morientes. Otro chaval de la cantera blanquirroja fue Andrés Iniesta, que aunque se mudó a la Masia siendo un niño, sigue muy arraigado a su tierra natal y al equipo de su infancia. Por eso la ciudad deportiva del Albacete Balompié lleva el nombre del internacional español.

Fundado en 1940 al fusionarse los dos principales clubes de la capital manchega, el Albacete se pasó sus primeras cuatro décadas de historia compitiendo principalmente en Tercera División, excepto dos períodos en Segunda. El crecimiento de la entidad llegó a principios de la década de los ochenta. En 1982, el Alba subió a Segunda B, categoría que ha sido su suelo desde entonces. Durante los últimos años han visitado los albaceteños en dos ocasiones el fútbol de bronce. Su último regreso a Segunda A se produjo en la temporada 2016/2017, donde derrotaron a duros rivales como Lorca, Atlético Baleares y Valencia Mestalla para recuperar plaza en la Liga de Fútbol Profesional.

En la 2017/2018 sellaron la permanencia. La campaña pasada, el Albacete fue a más y, después de quedar cuarto en la fase regular, cayó en la promoción de ascenso contra el Real Mallorca. Estos últimos resultados han compactado todavía más a la afición del Carlos Belmonte. El Albacete es la referencia deportiva de su ciudad y su provincia. Este verano batió su récord de abonados en Segunda División A al repartir más de 9 mil carnés. Entrenados por Luis Miguel Ramis, el mismo míster que les hizo soñar con alcanzar catorce años después la liga de las estrellas, el Albacete busca encontrar esta campaña la velocidad de crucero con la que viajó la pasada a través de las 42 jornadas de Segunda. Los manchegos cuentan entre sus filas con futbolistas muy experimentados en el fútbol de plata. Algunos ejemplos son el portero Tomeu Vidal, los defensas José Antonio Caro y Álvaro Arroyo, el centrocampista Eddy Silvestre o los delanteros Pedro Sánchez o Roman Zozulya, internacional con la selección ucraniana. Con esos argumentos se plantarán mañana los albaceteños en Can Misses para medirse por primera vez al Ibiza en la segunda ronda de Copa del Rey. Un duelo entre un club con mucha historia y uno de los proyectos más ilusionantes del fútbol nacional que hará vibrar a toda una isla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies