Primer equipo

Conoce a nuestro rival: Rayo Majadahonda

17 enero, 2020

Compartir en

El Rayo Majadahonda es un caso atípico en el fútbol español. Se trata de un club relativamente joven –fue fundado en 1976– que, además, ya sabe lo que es disputar una temporada en la Liga de Fútbol Profesional. Lo consiguieron los majariegos la campaña pasada, cuando estuvieron a punto de sellar la permanencia en su primera experiencia en Segunda División A. Tras su descenso, el Rayo Majadahonda está llamado a ser uno de los equipos delanteros en el grupo I de Segunda B, una categoría donde se ha consolidado desde su tercer –y último– ascenso en 2015.

El despegue del club franjirrojo comenzó en 1997. Ese año subió por primera vez al fútbol de bronce y su terreno de juego, el Cerro del Espino, se convirtió en la ciudad deportiva del Atlético de Madrid. Ese acuerdo fortaleció a los majariegos, un club que apuesta por trabajar la base. De sus categorías inferiores han pasado futbolistas como los hermanos Hernández, Theo y Lucas, Munir El Haddadi o Marcos Llorente, nombres que se han consolidado en Primera División. La relación con los colchoneros también permitió al Rayo Majadahonda disputar como en el Wanda Metropolitano las primeras jornadas que jugó como local la temporada pasada mientras se adecuaba el Cerro del Espino a las exigencias que marca LaLiga para los terrenos de juego de Segunda A. Esta temporada, los majariegos vuelven a compartir estadio y división con el filial rojiblanco, un Atlético de Madrid

Si hay un entrenador que ha dejado huella en el Rayo Majadahonda es Antonio Iriondo. Este niño de la posguerra –hijo de exiliados republicanos, nació en Moscú en 1953– dirigió al equipo madrileño entre 1994 y 1998. Luego volvería al club casi quince años después para sentarse de nuevo en el banquillo. Entre 2012 y 2019, el Rayo Majadahonda pasó de la Tercera madrileña al fútbol de plata. Una vez conseguido el ascenso en la 2017/2018 (acabando la fase regular de Segunda B como campeón del grupo I), los majariegos reforzaron su plantilla con nombres expertos en el segundo escalón del fútbol nacional. Uno de esos futbolistas era David Morillas. El actual futbolista del Ibiza fue titular indiscutible la pasada campaña con el Rayo Majadahonda. Una mala racha de resultados en el tercio final del campeonato privó al equipo de festejar la salvación.

Ahora luchan por regresar a la categoría de la que disfrutaron fugazmente. Entrenados en esta nueva etapa por Julián Calero, cuentan con una plantilla en la que aparece un buen número de jugadores con experiencia en Segunda A. Uno de estos puntales es el delantero centro del equipo: Rubén Mesa. El pacense, ex de Villareal B, Sanse o Recreativo de Huelva, ha marcado once goles hasta la fecha. Detrás tienen un municipio de 71 mil habitantes, una de las zonas económicamente más dinámicas de la Comunidad de Madrid que creció de forma espectacular entre los años noventa y los dos mil. Allí viaja el Ibiza esta tarde, motivado para plantar cara a un contrincante que es al mismo tiempo rival de la zona noble y referente de que los modestos del fútbol español pueden tener aspiraciones ambiciosas. El lema que utiliza el Rayo Majadahonda en redes sociales lo deja bien claro: #Soñemosx2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *