Primer equipo

EL IBIZA VUELVE A VISITAR AL PONTEVEDRA, SU ENEMIGO MÁS ÍNTIMO

1 febrero, 2020

Compartir en

Muy poco tiempo les ha hecho falta al Ibiza y el Pontevedra para tratarse como viejos conocidos. Mañana los ibicencos se medirán por cuarta vez en cuatro meses y medio contra el equipo de las Rias Baixas. Después del primer enfrentamiento en Liga (15 de septiembre, 2-1 para el Ibiza) granates y celestes jugaron una eliminatoria de Copa del Rey partida en dos mitades por culpa del viento y la lluvia. Los primeros diecisiete minutos se disputaron el 18 de diciembre –con un empate a cero goles que a punto estuvo de romper un disparo al travesaño de Kwasi Sibo– y el resto del encuentro se jugó el 8 de enero. Que entre medias se colaran las vacaciones de Navidad y el cambio de año no afectó al Ibiza. Fran Grima y Ángel Rodado resolvieron la bizarra eliminatoria que dio inicio al sueño copero de los insulares. De esta manera, el viaje a Pontevedra que emprende hoy el Ibiza es el tercero en apenas cuarenta días. “A la fuerza, nos conocemos muy bien”, reconoce Pablo Alfaro, al que no le importa regresar a Pasarón, “un muy bien estadio”, porque allí empezó su carrera como entrenador hace once años.

Volver de la Boa Vila con una victoria no será sencillo para el Ibiza. El Pontevedra se encuentra en un bache de resultados y, precisamente por esa razón, necesita sumar de tres en tres con urgencia. El equipo de Carlos Pouso acumula cinco jornadas sin ganar y viene de perder por 3 a 1 en Mareo, una derrota que dejó “muy herido” al conjunto granate, como especificó Alfaro en la rueda de prensa que ofrece los viernes. Para mirar más de cerca el playoff que el descenso –ahora se encuentra el Pontevedra a mitad de la tabla, justamente a cuatro puntos del premio del playoff y a solamente cinco de la zona de castigo– los gallegos deben estrenar su casillero de victorias en 2020. “Les está costando arrancar este año, pero nos van a plantear muchas dificultades. Están diseñados para estar más arriba de lo que están. Habían encontrado una buena dinámica, la han perdido y querrán revertir su situación. Nosotros iremos con la intención de ganar y seguir mirando hacia arriba”, dijo Alfaro, consciente de las mejoras que puede experimentar su rival al incorporar a varios futbolistas en la ventana del mercado que se cerró ayer. Rufo entre ellos, el delantero que anotó doce goles con el Internacional de Madrid en la primera vuelta y que ya sabe lo que es festejar un tanto con la camiseta del Pontevedra.

La única baja es la de Diego Mendoza, que cumple partido de sanción al alcanzar el primer ciclo de cartulinas. El entrenador ibicenco tiene a veinte futbolistas disponibles para completar una convocatoria donde Borja Martínez y Pierre Cornud, las dos incorporaciones que ha hecho el club en el mercado invernal, lucharán por entrar “al haber llegado con un buen ritmo de competición”. Los nuevos se están adaptando al pulso de los entrenamientos celestes, sesiones exigentes donde se pone en juego la titularidad de todos los componentes de la plantilla. Una competencia interna que es clave para explicar la velocidad de crucero que ha alcanzado el Ibiza, como explica Alfaro: “El equipo no se quiere alejar de la línea de enero. La Copa nos ha dejado consecuencias beneficiosas. La hemos disfrutado sin haber apartado la Liga. Queremos seguir en la misma línea. Ya avisamos hace semanas que no iba a haber grandes cambios en la plantilla. Hemos hecho un par de retoques, pero no hemos querido incorporar a nadie más porque no mejoraba lo que tenemos. Los futbolistas no son chaquetas que tienes guardadas en el armario y, para ponértelas, basta con limpiarles un poco el polvo. Yo no quiero tener plantillas muy largas donde haya gente desenchufada del proyecto. Los que somos intentaremos llegar a buen puerto al final”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *