Melilla: la visita de un clásico del fútbol de bronce

27/11/2019

Club

El Melilla es un clásico de Segunda División B. Su nombre aparece sin interrupción al revisar las clasificaciones del fútbol de bronce de las últimas 33 temporadas. Los norteafricanos subieron en la 87/88 y desde entonces siempre han estado presentes en la categoría que sirve de puente entre la élite y las ligas amateurs. Casi tres décadas y media sin ascensos ni descensos, pero normalmente más cerca de la parte noble que de la zona caliente de la tabla. El Melilla ha jugado cinco playoffs para subir a Segunda, el último la temporada pasada. La 2018/2019 se cerró para el Melilla con una eliminación a manos del Atlético Baleares en la segunda ronda de la fase de ascenso, pero será recordada durante largo tiempo por el cruce de Copa del Rey que les emparejó con el Real Madrid.

En la fase regular el equipo de la ciudad autónoma fue tercero en el grupo IV, peleando hasta el final por ganar la liga de Segunda B veinte años después de levantar por primera vez el título. Precisamente, el último precedente entre Ibiza y Melilla data de la jornada 38 del  curso anterior. Los celestes se impusieron por la mínima en el Álvarez Claro: el gol de Jordi Sánchez dejaba sin opciones al Melilla de acabar en segunda plaza para meter al Ibiza en el bombo de la Copa del Rey esta temporada. En el partido que cerraba la primera vuelta no le fue mejor a los azulones: el Melilla buscaba el título honorífico de campeón de invierno en Can Misses y perdió 2-1 ante un Ibiza que ya le estaba cogiendo el punto a la Segunda B.

Ahora los caminos de ambos clubes se vuelven a cruzar. Entre medias, los dos emigraron hacia el norte. La adaptación ibicenca al grupo I está siendo, de momento, mejor que la melillense. Los norteafricanos, sin embargo, vienen remontando puestos en la clasificación. Después de haber enlazado cinco jornadas sin ganar (de la 2 a la 6) ahora son undécimos y tienen un partido pendiente de jugar contra el Coruxo, anulado por fuerte viento el pasado 10 de noviembre.

La llegada de Manolo Herrero para suplir a Víctor Cea en el banquillo ha supuesto cuatro puntos en dos jornadas (empate a domicilio contra el Racing de Ferrol y victoria en su feudo frente al Sporting B). Herrero ya entrenó al Melilla hace dos temporadas. El año pasado estuvo entrenando al Real Murcia (ganó 1-0 y perdió 3-2 sus dos duelos ante el Ibiza) y ahora ha regresado a un club con el que logró un quinto puesto en liga.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies