Primer equipo

Pablo Alfaro: “Vamos al playoff a por la matrícula de honor: queremos conseguir el ascenso”.

13 junio, 2020

Compartir en

Los periodistas que siguen la actualidad del Ibiza tenían muchas preguntas que hacerle a Pablo Alfaro. El entrenador celeste comparecía hoy en rueda de prensa por primera vez desde que se decretó el Estado de Alarma por la expansión de un virus que ha modificado totalmente el final previsto para el curso. Las notas, pues, se deben entregar y aún no están definidas. Y el Ibiza, consciente de que está ante una oportunidad tan histórica como ilusionante, trabaja duro para ser el más brillante de la clase y conseguir “el ascenso” a Segunda División. Sin medias tintas. Esa es la cima que quiere escalar Alfaro con sus futbolistas en el playoff que se disputará en la Costa del Sol. “[Cuando volvieron los entrenamientos en Can Misses] Teníamos diez semanas para preparar una semana de competición. Está siendo un máster para nosotros. Queríamos llegar en las mejores condiciones físicas y anímicas. Tenemos las ideas muy claras y estamos llenos de ilusión”, ha explicado Alfaro. El 25 de junio los celestes conocerán el rival contra el que arrancarán el playoff. Es decir, por delante restarán “tres semanas para hacer un buen scouting”, aunque Alfaro ha especificado que en esta extraña y maratoniana preparación, “de momento, sin amistosos”, el foco del cuerpo técnico está puesto más en los jugadores propios que en los ajenos.

Los tres meses de parón han servido para vaciar la enfermería. El técnico no echará de menos a Pierre Cornud, Ángel Rodado y Mariano Gómez, si finalmente no pueden competir en la primera eliminatoria del playoff por acumulación de tarjetas. La plantilla es amplia y los tres futbolistas confían en sumar más adelante: “Si no pueden participar en la primera ronda tienen la ilusión de estar en la siguiente. Y ya sabéis que es muy probable que la alineación no sea la misma en caso de jugar los tres partidos”. Volver al césped de Can Misses ha dibujado, además, una gran sonrisa en el rostro del grupo. Los meses confinados “han sido difíciles, como para toda la sociedad”, ha dicho Alfaro. “Ahora los jugadores están como un niño de diez años al que le regalan unas botas de fútbol. Tened en cuenta que son chicos sanos, jóvenes, con mucha vitalidad. Durante el confinamiento no dejaron de trabajar muy duro cada día, pero estaban como leones enjaulados”, ha dicho el entrenador del Ibiza.

“Con la máxima humildad”, pero sin rebajar sus ambiciones, el Ibiza está curtiéndose para afrontar en Málaga, “una zona que reúne todas las garantías”, un formato “totalmente desconocido”. Tres rondas a vida o muerte “donde el margen de error será mínimo y la capacidad para levantarse de un traspiés, algo fundamental”. El trabajo mental es ahora más importante que nunca. Darle la vuelta a la tortilla y ver los contratiempos como oportunidades se ha convertido en un mantra. Por ejemplo, Alfaro ha explicado que una vez en Andalucía, donde todos los equipos tendrán que cumplir “a rajatabla” los protocolos marcados por la Real Federación de Fútbol Española, será clave “convertir las indicaciones sanitarias en hábitos y no en impedimentos”. Algo que ya está ocurriendo en los entrenamientos diarios, ahora con grupos de hasta veinte futbolistas. “Nuestra psicóloga [Maria Costa] ha competido a nivel nacional como atleta”, ha explicado Alfaro, “y, en las charlas que hemos tenido con los futbolistas, ha comparado esta situación con los campeonatos en los que ella ha participado. Un atleta consigue una marca, se clasifica para una cita importante y tiene que repetirla el día de la competición. Entre medias, no compite. Solamente se entrena con sus compañeros. Nosotros estamos en las mismas circunstancias. Es algo nuevo, pero estamos mentalizados para estar al cien por cien el día D a la hora H. Jugar este playoff es como incorporarse directamente a las eliminatorias de un Mundial. Si ganas sigues jugando. Si pierdes, te vas a casa. Creo que cuando pase el playoff habrá reuniones de entrenadores, muy bonitas, para hablar de esta experiencia”.

El míster tampoco ha querido olvidarse de lo conseguido hasta el momento. La gran campaña que estaba haciendo el Ibiza hasta que la Covid-19 detuvo la Liga de Segunda B y puso en cuarentena la vida de los españoles tiene que ser el trampolín hacia el ascenso. “Si echamos la vista atrás hay que valorar lo conseguido. Hemos hecho una temporada de sobresaliente, como nuestros vecinos de la Peña Deportiva y el Atlético Baleares. Les mando mis felicitaciones. Ha sido un gran año para el fútbol de las islas. Ahora nosotros lo que queremos es ponerle la guinda al curso, ir a por la matrícula”. Una meta a la que se aspira gracias a la energía de toda una isla para la que este playoff se ha convertido en una dosis de esperanza ante el verano económica y socialmente más complicado que se recuerda en Ibiza desde hace unas cuantas generaciones. Los miles de espectadores que se reúnen en Can Misses cada dos domingos verán las eliminatorias por televisión y el equipo notará su aliento a seiscientos kilómetros de distancia. “Jugar sin público es una tristeza”, ha explicado Alfaro, “los espectadores son la salsa de este espectáculo. Imaginaos un cine o un teatro sin gente en las butacas. No es lo mismo. Lo que sí sabemos es que, aunque no los tengamos en el campo, nuestra afición va a estar detrás de nosotros apoyándonos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *