Victoria trabajada del Ibiza ante un gran Recreativo Granada

Los de Romo suman de 3 gracias a un solitario gol de Soko en la primera mitad. El Recreativo Granada dio una buena imagen en el Palladium, en especial en la segunda mitad.

Ningún partido es sencillo en esta categoría y cada rival utiliza sus armas para intentar conseguir la victoria. Así se vio en un igualado encuentro en el Palladium Can Misses en los que el Ibiza pudo conseguir los tres puntos en un partido trabajoso frente al colista de la categoría, el Recreativo Granada. Un gol de Soko en la primera parte permite a los de Romo recortar puntos al Castellón y alcanzar el coliderato. 

El partido en el Palladium arrancó con un Ibiza enchufado y con un Recreativo Granada que durante los 15 primeros minutos aguantó bastante bien atrás los acercamientos celestes. 

En el minuto 17, casi en la primera clara del partido, el Ibiza dispuso de una falta en el lateral del área. Eugeni puso uno de esos centros al corazón del área que son difícilmente mejorables. Allí esperaba un Soko, libre de marca, que tan solo tuvo que peinar el balón para abrir el marcador. Otro gol más de la Pantera, que continúa dando un nivel magnífico cada jornada.

Con ese primer tanto, el Ibiza no se conformó y continuó mostrando una intensidad alta para conseguir el segundo tanto. Obolskii levantó los uys en la grada con un disparo colocado que se marchó rozando la cepa del poste.

Las llegadas se fueron sucediendo durante toda la primera parte. Otra de las más claras, un remate a la media vuelta de Obolskii que pegó en el palo. El posterior rechace le cayó a Unai Medina que a pesar de no tener demasiada oposición disparó arriba. 

Con este resultado nos iríamos al descanso.

En el inicio de la segunda parte se vio un Ibiza un poco más impreciso, pero no por ello menos intenso. No se estuvo tan acertado en determinadas fases y quizá faltó algo más de contundencia arriba para conseguir ese segundo gol que hubiera dado un poco más de tranquilidad al equipo isleño. 

Sulei entró en el 64 para dotar de una mayor verticalidad a los celestes. Fausto Tienza y Cedric, un poco después, también entraron al terreno de juego. 

Las continuas interrupciones impidieron ver un juego más fluido del equipo balear. El Granada apretó en los minutos finales y tuvo varias ocasiones con cierto peligro, pero la defensa isleña mantuvo una buena concentración durante cada una de las llegadas nazaríes y repelió cualquier intentona de los andaluces. 

A falta de 3 minutos para el final, entraron Arroyo y debutó Arturo Molina.

No habría tiempo para nada más. Los tres puntos se quedan en casa y, a pesar de no haber sido el mejor partido de la temporada, es un encuentro en el que sacamos multitud de cosas positivas: Quinta victoria consecutiva en casa, tres puntos más en nuestro haber y el recorte en la clasificación frente al CD Castellón.

El próximo encuentro, de nuevo en el Palladium Can Misses. El Atlético Sanluqueño nos visitará el domingo 11 de febrero. A partir de las 12:00 horas, la jornada 23 del grupo II de 1ª Federación.